Cita de un maestro

Aunque el Karate no sea algo que pueda transmitirse fácilmente y sea difícil de explicar sin llevar a cabo una demostración, una característica que lo distingue como tal es que no puede comercializarse ni adaptarse a la competición. Aquí reside la esencia del karate-do, ya que no puede realizarse con equipo de protección ni mediante combates de competición.

Gichin Funakoshi

La esencia del Kárate

Anuncios

Oss!

Aquí os copio un artículo escrito por sensei Kousaku Yokota en su página de Facebook:

¿Qué significa “Oss”?
Hoy tendremos otra lección sobre cultura japonesa. Tomaremos el mismo proceso de entendimiento a partir del kanji para esta palabra tan popular en el dojo. Luego hablaré sobre el aspecto cultural de esta palabra única.

Esta palabra es pronunciada y escrita de formas distintas. Muchos escriben “Osu” u “Oss”, algunos lo pronuncian “Ous”, yo lo escribo como “Ossu”. Sólo son distintas formas de pronunciar y todas son “correctas”.

“O” de “oss” se escribe así 押 y significa empujar o suprimir, La parte de “ss” o “su” se escribe con el kanji忍 el cual significa soportar o perseverar. Por ello, estos dos kanji juntos, 押忍 simbolizan la actitud de suprimir tus propias emociones para soportar el difícil entrenamiento, el agotador esfuerzo o el deber. Esta palabra es usada usualmente por los practicantes del budo como el karate, judo y kendo. Pero también por atletas de deportes que típicamente se consideran agresivos o “macho” como baseball, football, etc.

También es típicamente usado por los practicantes masculinos o atletas de Japón. Esto es porque “osu” también se escribe como牡 lo cual significa “hombre”, por lo tanto muchas mujeres japonesas se sienten incomodas diciendo “Osu”. En muchos dojo se les permite e incluso se les recomienda el no usar “Osu” y usan las palabras normales de saludo y también un “no” o “si” cuando responden a su sensei, senpai y colegas. Ya que el Judo y el Karate se volvieron tan populares alrededor del mundo, también lo hizo la palabra Oss/Osu. La parte cultural de esta palabra está muy orientada hacia lo masculino, sin embargo esto no se expandió mucho hacia las atletas y practicantes femeninas, por lo que ellas la siguen usando.

Veamos hacia la historia. Sorprendentemente, el origen de esta palabra no es claro y hay algunas teorías, yo comparto dos de ellas.
Una teoría dice que esta palabra fue inventada en la mitad del siglo XX por la Naval imperial del Japón, la cual supuestamente se había nutrido del espíritu del samurái. La forma en que esto sucedió fue así. La palabra japonesa para “buenos días” es Ohayo gozai masu. Los soldados fueron entrenados para hacer cosas de forma apurada todo el tiempo, incluyendo los saludos y respuestas. Supuestamente el saludo de Ohayo gozai masu se cortó solo a “O” y “su” y se convirtió en “O-su”. Los saludos para la tarde y el anochecer son distintos, por supuesto, pero “Osu” comenzó a ser usado en todas las ocasiones, incluyendo las respuestas sin importar si fuera un sí o un no.
Otra teoría dice que esto fue inventado por los samurái del clan Saga (佐賀藩en las islas Kyushu). Del famoso autor Hagakure(葉隠), Yamamoto Tsunetomo (山本常朝 1659 – 1719) nació en este clan y el bushido era muy fuerte y ejercitado de manera estricta ahí. Supuestamente el joven samurái del clan Saga en el siglo VIII y XIX usaba “Osu” para sus saludos matutinos.

Si estás interesado en Yamamoto Tsunetomo, puedes leer su biografía en Wikipedia:
http://en.wikipedia.org/wiki/Yamamoto_Tsunetomo
Hagakure fue considerado por muchos samurái como su guía espiritual en el verdadero bushido.
Si no sabes acerca de este famoso librp, Hagakure, puedes leer una explicación sencilla en Wikipedia:
http://en.wikipedia.org/wiki/Hagakure

Muchas personas me han preguntado por que solo hay un “Osu” para ambas respuestas, si y no. Para ser capaz de entender esto, debes primero entender la cultura del bushido o las artes marciales japonesas. La espina dorsal del bushido es la obediencia. Lee Hagakure y comprenderás mejor ya sea estés de acuerdo o no del concepto fundamental de la total obediencia. En el mundo occidental, cuando un sensei dice “salta” el estudiante podría preguntar “por qué” o decir “no”, por supuesto, algunos podrían preguntar “¿Qué tan alto?”. En un dojo japonés, todos los estudiantes sin excepción deberán contestar “Osu” y saltar. Así que, probablemente no hay necesidad por un “no” en un dojo de Japón. Quisiera enfatizar que el propósito de la comparación de ambas culturas de dos mundos distintos no es juzgar cual es mejor o cual tiene razón, sino simplemente mostrar las diferencias para que los lectores tengan un mejor entendimiento.

Espero que ahora tengas una mejor idea de que es un “Oss”, por qué y de donde viene. También espero que apreciarás mejor esta palabra y seas más consciente cuando digas “Oss!”.

Corazón, Mente y Cuerpo

Con estas tres palabras podemos establecer los pilares básicos de cualquier arte y artista marcial. Son cosas fáciles de decir, pero muy difíciles de conseguir.

Empecemos desde el final…

CUERPO

Es la preparación física necesaria para la ejecución. Cada arte marcial tiene diferentes necesidades: endurecimientos, flexibilidad, elasticidad, velocidad, resistencia, aguante, etc…

Es aquello que tras un verano, o un tiempo largo de inactividad, notamos que nos falta. Ese timing que ya no está, o esas agujetas tras el entrenamiento. Como ya he dicho en artículos anteriores, el endurecimiento es tan necesario en los estilos de mano vacía que sin ello estarás indudablemente en el camino del fracaso. No se puede golpear sin que tu cuerpo aguante el impacto; tampoco puedes esperar no ser golpeado nunca.

Este punto siempre me recuerda a la fantasmada que sucede en la primera película de Matrix. Neo es enchufado a una máquina y le transmite inmediatamente los conocimientos: “Ya sé Kungfu“. Cualquiera que haya practicado artes marciales y se pare a pensar rápidamente se dará cuenta de que sin un cuerpo que acompañe esa técnica, no tienes mucho que hacer; una muñeca que no ha sido puesta a punto se romperá al golpear, y una pierna que intenté hacer una patada cuando los ligamentos no han trabajado nunca ese movimiento seguramente romperá fibras.

MENTE

Es la técnica; es aquello que hacemos día a día a través de los años. Aprender a hacer las cosas, una y otra vez, hasta que queda en nuestro interior y sale de una manera natural. Un maestro solía decir: “el hombre es el único animal que tiene que aprender a defenderse y a usar sus armas naturales…

A lo largo de mi vida marcial he visto a muchos “expertos”, pero pocos de ellos me han llegado por la belleza de su técnica y su perfección al realizarla… también he visto grandes maestros con muchos grados que no desmerecían el estilo que realizaban.

CORAZÓN

Kokoro
Kokoro - Corazón

La parte más etérea de todo. Es el espíritu guerrero, el ansia de hacer las cosas mejor, el gusto por el esfuerzo. Para mi gusto es lo que diferencia a muchos practicantes en el día a día. Al ver un entrenamiento cualquiera se puede ver aquellos que lo tienen y aquellos que no… aquellos que aprovechan la ley del mínimo esfuerzo y aquellos que parece que ese entrenamiento va a ser el último…

Si te das cuenta de que no le pones empeño, que no te motiva lo que haces, plantéate cambiar de actividad; de verdad, es lo mejor que podrás hacer, por ti y por el grupo.

EN RESUMEN

Creo que las tres partes son igual de importantes, y necesarias para llegar a conseguir la meta deseada: dominar un arte marcial. Sería un buen ejercicio personal el valorar en qué medida creemos que tenemos cada uno de los pilares, y qué podemos hacer para mejorarlo… Como siempre se admiten comentarios