Bujinkan – Taikai Málaga 1992

En la Bujinkan, un Taikai es un curso al que va un gran maestro a impartirlo. Antiguamente sólo el Soke (el representante de la organización) era el que organizaba Taikai, pero de un tiempo a esta parte también lo hacen otros sensei.

Aquí podemos ver a soke Maasaki Hatsumi en el curso que impartió en Málaga, organizado por Ruy San, ya desaparecido.

Qué tiempos aquellos! Yo era joven y llevaba poco más de un año en la Bujinkan… (por lo que no me busquéis en el vídeo, que no estoy). Como en todos los sitios, se puede ver de todo, desde gente que se mueve con bastante agilidad, con técnica y precisión y los que llevan el cinto negro por algún misterio divino. Yo me quedo con los primeros.

Vídeo del Curso de Comillas Bujinkan 2010

Aquí os dejo el vídeo que han preparado la gente de Bujinkan Cantabria con extractos del curso de Comillas que tuvo lugar el primer fin de semana de Mayo de 2010.

Como siempre, he de reconocer la altísima calidad técnica en las ejecuciones del Shihan Collado; también se puede ver el impecable trabajo del Shihan Martínez trabajando escuelas tradicionales. Un placer poder ver este tipo de cosas, al menos para mí.

Para aquellos que sienten picores cuando ven algo de Ninjutsu por el tema “ninja”, recordarles que la escuela Bujinkan trabaja 9 escuelas tradicionales, y sólo 3 de ellas tienen un trasfondo relacionado con el ninjutsu; el resto de ellas son escuelas de Budo tradicional. Esto no quiere decir que Bujinkan no se pueda llamar Ninjutsu, sino que la Bujinkan es Ninjutsu y Koryu tradicional, y eso le da mucha riqueza.

Por cierto, un abrazo a Juan y espero que siga siendo fan de este blog durante mucho tiempo 🙂

Rechazo intermarcial

La verdad es que el título es igual de confuso que las ideas que intento plasmar hoy aquí; ahora mismo, más que unas ideas, se trata de una emoción, una tristeza que me invade. ¿Por qué? no entiendo a la gente que practica artes marciales, o para ser más correcto, no entiendo a la mayoría de la gente que practica artes marciales.

Este sábado pasado se realizó en Valladolid una exhibición/entrenamiento con carácter benéfico cuyos beneficios iba a ser destinados a la recuperación del desastre de Haití. Los encargados de tal evento eran la asociación Bujinkan Collado Dojo y el grupo de Aikido del dojo Kanazawa.

Para mi gusto, cualquier evento en el que poder ver a un maestro de cualquier estilo realizando una exhibición en vivo debería ser tomado en consideración por cualquiera que se denomine artista marcial; no voy a entrar en el fin del evento, que era la recaudación con fin benéfico, porque habría tenido la misma sensación si hubiera sido sin ningún destino en particular. Tampoco quiero que penséis que el sentimiento que tengo es debido a mi relación con la asociación de sensei Collado.

Lo que quiero decir es que los artistas marciales deberían valorar lo que tienen a su alrededor, aunque no sea de su disciplina, o, aún peor, que siendo de su disciplina no lo valoren por no ser de su “grupo”. Mucha gente sabía del evento, pero habría que ver cuanta gente fue que no perteneciera a esos dos grupos. La gente (y en esta gente me incluyo), deberíamos valorar que, un sábado cualquiera, y por un precio irrisorio, tenemos la posibilidad de ver a una persona que ostenta un alto grado en una organización marcial, realizando una demostración abierta. En cambio, lo que vemos en los ojos de la gente cuando tienen la “obligación” de ver algo así, porque han coincidido exhibiciones de distintos estilos en el mismo lugar o lo que sea, es desdén, soberbia o simplemente desinterés.

De todos los que me conocen es sabido mi aprecio por todas las artes marciales, me guste practicarlas o no. Hace ya algún tiempo que tuve que mediar cuando leí frases de menosprecio hacia otro estilo que había coincidido durante unas exhibiciones; esas frases para colmo eran realizadas por gente con escaso nivel en su disciplina y sin tan siquiera haber probado el estilo que criticaban.

En fin, como siempre, lo único que queda es el recurso del pataleo. Pero me gustaría que, algún día, en ciudades pequeñas como la mía, pudiéramos sentir pasión por las artes marciales, seamos del color marcial que seamos, y ver que ante una exhibición de un maestro de Judo, acuda gente de Taekwondo o de Aikido, sólo por disfrutar de las artes marciales.

Budo por Haití

En momentos como estos, en los que ves que los más desfavorecidos han sufrido una desgracia como la de Haití, es importante que cada uno ayude de la manera que pueda y sepa. En nuestro caso, con el Budo.

Fecha: Sábado 27 de Febrero de 2010

Hora: de 16:00 a 20:00 horas

Lugar: Polideportivo del colegio San Agustín de Valladolid

Precio/Donativo:

Instructores del Curso : 20 €

Participantes : 10 €

Espectadores : 5 €

Cartel del Evento