Luego nos quejamos…

Es ver estas cosas y acabar con la vena hinchada. Hinchada por que este señor pueda vivir de este cuento, hinchada porque nadie los para, hinchada porque ves que tiene séquito que le sigue y que es cómplice de esos engaños.

Como digo siempre, esto nos hace mucho daño si queremos que las artes marciales sean respetadas más allá de las películas de chinos de los años 70.

Anuncios

One thought on “Luego nos quejamos…

  1. Estimado,

    solo quiero hacerle una consulta. Fue usted a esa demostración? Comprobó que dicho sensei es un fraude? Yo puedo darle mi opinion acerca de otro sensei en Brasil que hce algo similar y cuando fui a un seminario de él, en un principio pensé,”Este tipo es un fraude” pero solo me dedique a observer y no creer mucho.en su cuento. La segunda vez que vino a mi pais me inscribí de inmediato para esta vez generar la oportunidad de poner a prueba su propuesta. Lo logré, y pues debo reconocer que me sorprendio. me pidio que me abalanzara sobre el con toda mi fuerza y yo gustoso lo hice y apenas me acerque a él, él solo levantó su mano y de la nada senti como si me arrojaran un saco de cement de 7 kilos cayendome de espaldas en mitad de mi trayectoria quedando como una tortuga sobre su caparazón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s