Cierra los ojos…

E imagina mientras reproduces este vídeo con unos auriculares que estás practicando tus técnicas preferidas, un Kata, lo que sea…

¿No es una delicia?

Anuncios