El todo por la parte

Ayer me encontraba en el vestuario, tras una clase, cuando me preguntaron acerca de la noticia que estaba en primera plana en los periódicos. Da la casualidad que estos días no había prestado atención a las noticias por lo que no sabía de qué me hablaban.

Cuando llegues a casa lo lees y a ver qué te parece – fue la recomendación, ya que sólo me habían dado como pista el nombre de la persona afectada, conocida por muchos en el ámbito de las artes marciales españolas.

Palos y Antorchas
Palos y Antorchas

El caso es que no me podía ni imaginar lo que me disponía a leer; por mi cabeza habían pasado distintas posibilidades y ninguna se acercó ni remotamente; lo primero que me invadió fue la sorpresa, seguido de una pena muy grande por lo que sin duda iba a suceder en los días siguientes: palos y antorchas.

Está en nuestra naturaleza el miedo a lo que no conocemos, y ante ese miedo, destruímos. A partir de ahora, los artistas marciales seremos asesinos en serie en potencia; los dojo del país estarán bajo sospecha de contener restos humanos por doquier. Hemos caído en desgracia.

Hoy mismo escuchaba al locutor de una cadena de noticias echar pestes de la gente que “viene de allí iluminada y faltándole un tornillo”.

Me recuerda demasiado a aquel asesino del “Rol“; los periodistas dictaron sentencia y a partir de ese momento cualquiera que jugara a juegos de rol era un asesino con un katana o un trillado que mataba en las paradas de autobús.

Para mí no es más que una persona que, además de estudiar y practicar artes marciales, era un asesino en serie; ninguna relación, ningún efecto ni consecuencia.

¿Y entonces, qué debemos hacer?

En mi opinión, seguir el camino del Budo, centrarnos en nuestro aprendizaje y en el trabajo duro; enseñar a la gente que un garbanzo negro no echa a perder el cocido. También estaría bien que aprendiéramos a rechazar toda esa gente a nuestro alrededor que machaca el buen nombre de las artes marciales con estos y otros actos…

Oss!

Anuncios

One thought on “El todo por la parte

  1. Mi voto, sin dudarlo es limpiar el Budo, no sólo de psicópatas como éste o el del “caso karate”, sino también de todos aquellos que se aprovechan de la ignorancia de la gente para proclamar dogmas sin sentido ni lógica con el único fin de alimentar su ego y su bolsillo. En éstos últimos estan las semillas de los primeros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s