Budo en los niños

El otro día me preguntaban: “¿Qué beneficios tiene el Karate para un niño?”

En ese momento abrí mucho los ojos, porque la pregunta me sorprendía por obvia; tras meditarlo unos momentos, me di cuenta de que la gente que no respira Budo no es consciente de sus efectos…

Para dar una respuesta adecuada, sólo tuve que repasar mentalmente las clases a las que he asistido desde hace ya unos años, y me fue surgiendo una serie de ideas que aquí plasmaré.

Antes de nada, quiero matizar que yo hablo de Budo, no de deporte. Yo estudio y he tratado siempre de estudiar artes marciales, tomando la parte deportiva como algo añadido en el caso de que lo hubiera. Para eso, he tenido la gran suerte de contar con instructores que han vivido el Budo de una manera muy similar a la que yo tengo. Como deporte se podrán añadir otros factores, pero me gustaría no entrar en ellos al menos en este artículo.

Pasamos a enumerar:

Educación

Lo primero que aprendes al entrar en un dojo es que existe algo que más adelante te explican que es la “etiqueta”. Lo que no se puede hacer, lo que no se debe hacer… cómo hay que dirigirse a los demás, cómo hay que “estar” durante la clase…

Respeto a la jerarquía y a los demás

Los grados representan para la gente de fuera un camino hacia el éxito… todos los niños quieren ser “cinturón negro”. Al entrar en un dojo, te colocas al final de todos, y todos están delante tuyo. Son Senpai, porque han “nacido antes” (referido al nacimiento en el Budo). A ellos les debes respeto, y de ellos aprendes así como ellos se encargan de enseñarte. El respeto no se obliga, se respira y se aplica de una manera natural….

Autoconfianza

Mira lo que puedes llegar a hacer… mira lo que estás consiguiendo… esos detalles hacen que el niño vaya obteniendo confianza en sí mismo. Aquel que en el colegio está siendo objeto de burla no se volverá agresivo, sino que tendrá el valor necesario para responder a las burlas y ofrecer una sensación de seguridad que ayudará a salvar ese tipo de situaciones.

Hacer que el niño mantenga la mirada a los ojos de su compañero, evitar que baje la cabeza en situaciones comprometidas es una ayuda a su autoestima.

Autocontrol

Para aquellos niños con dificultad para controlar sus impulsos, el Budo le da esa vía de escape que le permite saber hasta dónde puede llegar y hasta dónde debe llegar.

Esfuerzo

También enseña al alumno a no rendirse fácilmente, a realizar lo que le están pidiendo aunque crea que no puede más… porque realmente puede.

Compañerismo

La relación entre compañeros del dojo, sufriendo juntos y consiguiendo metas juntos establece una relación de amistad diferente, que dura muchos años.

Coordinación

Ya pasando a un plano más físico, el realizar ejercicios diferentes a los que se puede hacer en el día a día; mover brazos y piernas a la vez de una manera diferente de la habitual desarrolla la coordinación del niño.

Elasticidad y Flexibilidad

Gracias a los calentamientos diarios y a las posiciones y ejercicios realizados; durante la infancia el cuerpo humano tiene grandes cantidades de Elastina, por lo que sumado a que hay cartílagos que todavía no han pasado a ser hueso es el mejor momento para conseguir un cuerpo flexible y elástico.

Fuerza

Al igual que el anterior, los ejercicios que se realizan fortalecen huesos y músculos de una manera natural, sin deformar el cuerpo pero tonificándolo.

CONCLUSIÓN

Muy posiblemente me habré dejado algo por el camino, pero creo que la lista es suficientemente interesante como para plantearte esta opción frente a otras cuando planifiques qué quieres que haga tu hijo en su tiempo libre… porque los niños de hoy son los adolescentes hormonados de mañana, ¿o no?

Anuncios

5 thoughts on “Budo en los niños

  1. escelente nota… coincido plenamente en todos los coneptos… hace varios años que leo tus articulos, asi como tambien practico y respiro Budo… aunque son pocas las oportunidades donde he coincidido plenamente con lo que escribes.
    Si no es molestia, voy a copiar y a utilizar lo que haz escrito para ejemplificar a los padres de mis alumnos que preguntan estas cosas, y para mostrar a mis alumnos mayores que ya son padres para tenerlo en cuenta con sus hijos o bien con sus alumnos…

    Felicitaciones y gracias

    1. Gracias por la parte que me toca… sin embargo, me gustaría saber en qué conceptos solemos chocar habitualmente desde que me lees… mera curiosidad 😉

      1. Estimado Buyu:
        si hay alguna cosilla que aprendi es que, cuando no hay nada bueno que decir, es mejor no decir nada…
        Solo hay que opinar cuando hay algo mal que uno ve… este no es el caso, ya que no hay cosas ”malas” a mi entender que hayas posteado, y de hecho, este foro es de tu propiedad asi que hay algo asi como ”libertad intelectual” al momento de escribir…
        Si alguna vez llegamos a reunirnos ”personalmente” quizas sea ese momento en el que ”dialoguemos desde lo profesional” (por decirlo de alguna manera), pero nunca publicamente.
        Si quiero que sepas que te tengo un gran respeto, y me siento identificado en el transito del Budo que ambos hacemos, y siempre es bueno tener en cuenta el punto de vista de alguien mas, de las vivencias que vive en su propio camino…
        Seguimos en contacto, mis respetos y saludos afectuosos

Los comentarios están cerrados.