Shotokan karatedo Kata Unsu

Aquí os dejo un vídeo antiguo de M. Nakayama sensei ejecutando el kata Unsu. También vienen algunas aplicaciones (Bunkai).

Anuncios

10 thoughts on “Shotokan karatedo Kata Unsu

  1. ¡Qué tiempos aquellos! Nakayama, un buen precursor del karate moderno creado por Funakoshi, un buen ejemplo para ilustrar la evolución del shotokan desde aquellos tiempos en blanco y negro pasando por los ya legendarios aunque recientes Jorge Romero, Luis María Sanz, Michel Milon… hasta los actuales Valdesi, la estupenda Szkudlarek (http://youtu.be/VWKvCLZxyjk)… Sobre todo, gracias a la competición que él impulsó, se ha depurado el estilo, se ha ganado en precisión en el gesto… aunque se ha perdido en corrección técnica a causa del exceso de velocidad para asimilarse al shitoryu.

    Interesante recordar al gran Masatoshi (como a Gigo) para darse cuenta de que, si el shotokan se hubiera dejado llevar por personalismos y tradiciones cuasirreligiosas, como ocurre con otros estilos, sería una réplica de lo que hacía Nakayama (o Funakoshi padre), que era mucho mejor teórico que demostrador, como se puede comprobar en el vídeo.

    Sin embargo, el gran Nakayama no tiene un gran lugar en la historia del karate, curiosamente ¿verdad? No ha trascendido como “sensei” con poderes mágicos, sino como el impulsor definitivo de la modernización del Karate con mayúsculas, no sólo en el plano técnico, sino en sus fundamentos teóricos, despojándolo de lastres inútiles como el Do, en su decidida aproximación al deporte, de igual a igual con respecto al fútbol o al tenis, al atletismo o la natación, a la que todos se han sumado después.

    Así debe ser un buen profesor: preocupado por mejorar la técnica y hacer mejores a sus alumnos, en lugar de cementar su ego a base de sumisos acólitos.

  2. Como viene siendo habitual, Long y yo no estamos de acuerdo jejejej

    Para mi la ficura de Nakayama hay que verla desde las luces y las sombras. Las luces serían haber extendido a nivel casi mundial la práctica del Karate Shotokan, ya que la JKA fue la primea organización en enviar instructores profesionales fuera de Japón para que difundieran el estilo.

    Las sombras son varias, algunas de ellas, a mi entender, graves. Lo primero haber sido el instructor jefe de una organización que promulgó un Karate incompleto, sin tener en cuenta algo extremadamente importante, que las técnicas de Karate deben aplicarse contra un adversario. Obvió las aplicaciones de los katas.

    Para mi, aunque ayudó a expandir el Karate, que la JKA fuese el principal impulsor del Karate de competición, siempre me ha parecido que ha tenido más inconvenientes que ventajas. El mundo de la competición ha descafeinado el Karate llevado a Japón por gente como Mabuni o Motobu. El tiempo ha convertido un sistema de combate y defensa personal en una danza regional japonesa.

    Otro de los aspectos que menos me gusta que promulgó que el estilo que practica, el Shotokan, era un estilo tradicional de Karate, cuando no lo es, sobre todo si se compara con Uechi ryu o Goju ryu, por ejemplo.

    Además, creó un sistema de enseñar Karate donde se primaba la correción técnica sobre la eficacia de las acciones y el conocimiento profundo del bunkai. Algo que acabó influyendo también en otros estilos.

    Es evidente que no todo lo anterior fue culpa de Nakayama, pero sí es uno de los grandes responsables de lo que es actualmente el Karate.

    1. Juan, hay una cosa que no entiendo y es por qué se supone que Goju Ryu y Uechi Ryu entran dentro del Karate Tradicional y no el Shotokan. Por lo poco que sé Funakoshi sensei era de Okinawa, y estudió con maestros de la isla. Él ni siquiera creó un estilo y no quiso hacerlo.

      ¿En qué momento dejó el shotokan de ser tradicional?

  3. Me explico…

    Personalmente entiendo que el Karate tradicional es aquel que cumple con varias características, altas dosis de preparación física y endurecimiento -hojo undo-, trabajo de katas, y aplicaciones de los mismos -bunkai-. Además, tiene unos profundos preceptos morales y filosóficos. Nada de competición, ni florituras.

    Además, como tu dices, Funakoshi no estaba de acuerdo siquiera con la denominación del estilo, ni con la competición ni con otras muchas cosas que hicieron sus alumnos. De hecho, yo opino que el verdadero fundador del Shotokan, la persona que lo diseñó, es Nakayama, no Funakoshi.

    Este artículo te lo aclarará mejor: http://shotokankaratedo.es/shotokan_tradicional.php

    Por cierto, te recomiendo la lectura de este blog: http://shinseidokandojo-spanish.blogspot.com/

    1. Gracias Juan, estoy al tanto de esos dos blogs, y el artículo de Victor ya lo leí hace un tiempo.

      Es que, perdón por parecer falto de modestia (no es mi intención), eso que comentas es lo que yo hago en el dojo al que asisto. Nosotros trabajamos físico, endurecimiento (nuestro tatami es de madera y se usa para endurecer puños entre otras cosas), kata junto con sus aplicaciones (lejos del típico mae geri es defendido con gedan barai)…

      Lo curioso es que yo aprendo Shotokan, pero puede ser perfectamente diferente de otra escuela de shotokan en mi propia ciudad. Por otro lado, también supongo que habrá escuelas que enseñen Goju o Uechi y carezcan de ese sentimiento o ese estilo. Creo que el hábito no hace al monje aunque entiendo que exista una alta tendencia en un estilo frente a otros…

  4. ¿Cómo que no estamos de acuerdo? Ya ves que yo no empiezo mi turno de palabra resaltando las diferencias entre tu opinión y la mía, sino al contrario. Es bastante sintomático. Desde mi punto de vista estamos muy de acuerdo en varias cosas, por ejemplo:

    1- Nakayama tiene luces y sombras. Como todos. ¿O no?. Cierto que, gracias a Nakayama y también al introducirse en el ámbito universitario de la capital, Tokio, el shotokan es el estilo más practicado en el mundo en términos generales. Normalmente los universitarios son más listos que los no universitarios, y eso incluye la “exportación” de su cultura.

    2- ¿El shotokan de la época de Nakayama no daba demasiada importancia al bunkai? También puede ser cierto, pero era una práctica generalizada, hasta el punto de que en los exámenes de cinturón negro, por lo menos hasta el año 1992 en que desconecté temporalmente, corregidme si me equivoco, no se hacía bunkai. Luego es algo atribuible al karate en general, no a ningún estilo en particular. Desconozco el año en que en las competiciones antes WUKO y ahora WKF se comenzó a utilizar el bunkai en los katas por equipos, de hecho tampoco sé si se hace ahora, estoy muy desconectado de la competición. En las competiciones JKA o SKIF u otros shotokan no sé si se hace, tampoco si se hace en las competiciones shitokai. Creo que el shito tiene suficiente fuerza en el mundo como para hacer presión para que se incluyera, y no lo hizo.

    Sí discrepo en lo relativo al trabajo con adversario: es obvio que se practicaba, aunque con un repertorio de técnicas más limitado, en los kihon kumite, y más limitado aún en el ju y jiyu kumite. Yo he practicado bunkai desde hace más de treinta años, pero no se le daba mucha importancia, cierto. Sin embargo tengo que advertir que o lo uno o lo otro, cuando se pone el acento en una cuestión (bunkai) se pierde en otra, no hay tiempo para todo, y el trabajo de keri waza es más intensivo en shotokan, luego menos en shitoryu. Al final es una cuestión de valoración, y eso va en gustos. Pretender que un estilo sea mejor que otro porque trabaje más el bunkai, parece una arbitrariedad, porque por la misma regla de tres otro podría opinar lo contrario porque considerase que lo “extremadamente importante” es lo que se hace en su estilo. Y eso dando por válido tu criterio de que en shito se haya practicado siempre más intensivamente que en shoto, cosa que no sé si es cierta aunque tampoco tiene mayor trascendencia, a mi juicio.

    3- Hombre, cierto es que el budo se ha convertido (nunca ha sido otra cosa excepto cuando uno se sacudía con otro, en boxeo pasa igual, la “sombra” es una dramatización de un combate), que es lo que yo defiendo que ES, en una “dramatización” de escenas de combate, pero ahí están -al menos, diré para ser ecuánime- en igualdad de condiciones prácticamente todos los estilos. La diferencia que yo veo es que, en competiciones de kata, el shotokan es un estilo vigoroso, potente, marcial, mientras que el shitoryu y similares, como dije a Antonio Díaz en mi análisis sobre la final del campeonato del mundo 2011, sea parecido a pasearse por el tatami haciendo posturitas con las manos. Ya sé que ésto no te va a hacer ninguna gracia, que probablemente te irrite, pero el mismo Antonio asume que no hay color, que gankaku es más difícil que el kata que él hizo. Y eso, teniendo en cuenta que él defendía obviamente su estilo y su ejecución, es mucho decir (aunque no es que yo tenga a Antonio como referencia teórica de nada), más allá de lo que pensemos tú o yo. Y para cualquier persona ajena que lo vea desde fuera, se ve claramente la diferencia. Tiene gracia que justo digas eso, yo llamo a Antonio Díaz: Antonio “foclórica” Díez.

    4- No tengo datos para darte la razón sobre si Nakayama atribuía al shotokan la característica de tradicional, así que no tengo ningún problema en darte la razón. La cuestión es que vuelves a atribuir un valor superior a lo que tú haces de forma arbitraria. ¿Quién ha dicho que un estilo tradicional de karate sea mejor que uno moderno? ¿Es mejor ir a pie que caballo y que en coche? Yo, ya lo sabes, pienso todo lo contrario, Y sacándolo de la clásica confrontación shoto-shito, no creo que creas que el shito como tradicional es mejor que el kyoku como representante de la modernidad, o el shotokai de egami, por poner otro ejemplo. Pero acepto que a ti te guste más tu estilo y que lo defiendas, claro.

    5- Quizá tengas razón, como he dicho antes, en que en shito se practicase más bunkai que en shoto, lo desconozco en cualquier caso. Pero de ahí a concluir que ello tiene algo que ver con la efectividad, media un abismo. En las competiciones “casi de verdad” tipo MMA, kick boxing, muay thai, por supuesto que pasan olímpicamente del bunkai, lo cual es un síntoma bastante evidente de que su valor es bastante relativo en la realidad. Yo creo que la corrección técnica es la clave del éxito en cualquier actividad deportiva individual, desde el más “sensible” ballet, pasando por la gimnasia deportiva o artística, el atletismo, la esgrima, la escalada, el esquí, el surf, el boxeo… No entiendo cómo es que tú le das tanta importancia. De hecho, la clave de cualquier arte marcial, lo que marca la diferencia con respecto a la lucha callejera, es la mejora de la técnica estandarizada.

    Así que ya ves, no te quito ni mucho menos toda la razón, simplemente observo que tú quieres ver las cosas de modo que se defienda tu estilo, aunque no aportes en general más que argumentos “chauvinistas”.

    1. Para Kanotengu:
      me alegro de que en tu dojo se desarrolle un trabajo más profundo de Bunkai y de endurecimiento. Permíteme una pregunta ¿se incluyen en ese trabajo elementos como las luxaciones, proyecciones y demás que hay en los katas?

      Es cierto que no todos los profesores de un mismo estilo enseñan igual, pero si observamos muchas organizaciones de Karate vemos cierta homogenización, por ejemplo IOGKF de Goju Ryu, el Kyokushinkai en general, etc. Si vamos a la raíz del asunto vemos que en Okinawa, donde también habrá buenos y malos, el karate, independientemente del estilo, sigue manteniendo las formas y los parámetros de hace un siglo, para mi eso es tradición.

      Para Long:
      Punto 1: lo primero es que ya había grupos en las universidades muchos antes que Nakayama tomara el control de JKA. De hecho, excepto en Takushoku, la mayoría de universidades acabaron siguiendo a Funakoshi, a Obata o a Egami, no a JKA.

      Lo segundo, decir que los estudiantes universitarios son más listos que los demás, simplemente me parece una gravísima falta de respeto.

      Punto 2: Que en Shotokan no se le da importancia al bunkai de los katas es un hecho, y lo sé después de haber hecho cursos tanto con occidentales como con japoneses.

      No sé que tiene que ver la competición con el Karate de escuela, ya que son mundos a parte. Es cierto que ninguna de las organizaciones practica bunkai en las competiciones, salvo WKF -aunque a lo que hacen yo no le llamaría bunkai, sino gimnasia por equipos-. A ver si nos enteramos de una vez, una cosa es el Karate y otra muy distinta la competición.

      Los trabajos por parejas que tú comentas, al final, están orientados hacia el combate de competición, no aprender la idiosincrasia de la defensa personal, que sí está en las aplicaciones de los katas.

      Punto 3: Para mi, poner de ejemplo a competidores y no decir nada es exactamente lo mismo. La competición no muestra las escuelas de Karate, por mucho que tú intentes hacer ver lo contrario. Quieres ejemplos de Goju Ryu, Morio Higaonna o Tetsuhiko Hokama, los quieres de Shotokan, Kanazawa, Kagawa, Osaka, quieres de Shito Ryu, Mabuni Kenei, Nakahashi, Demura, Iwata.. También los hay españoles…

      Díaz puede decir misa, pero él no hace Shito Ryu puro, ni Valdesi un Shotokan limpio, son competidores. Su ejemplo no vale.

      Punto 4: Yo en ningún momento he dicho que un estilo sea mejor que otro, simplemente he comentado que el Karate tradicional es una cosa y el japonés -Shotokan, Wado, Shito- es otra. Sólo hacer falta ver un par de vídeos de Karate de Okinawa para darse cuenta.

      Lo que digo es estos estilos han tomado un cariz diferente a lo que era el Karate Okinawense. Hay que tener en cuenta una cosa importante, los japoneses son muy racistas, incluso con los suyos si vienen de otras islas, así que cuando los okinawenses llegaron a Honshu, no fueron tomados muy enserio, y los japoneses creyeron que podían hacerlo mejor que ellos. Se equivocaron en muchas cosas.

      Punto 5: el ejemplo de las MMA no me vale, es un sistema de competición, sí, con más contacto y menos reglas que otros, pero un sistema competitivo al fin y al cabo. Sólo tienes que remontarte a los primeros UFC, cuando había todavía menos reglas ¿Cuantos combates terminaban con golpes en los testículos o estrangulaciones? Elementos que están en los bunkai de los katas. Además, un combate deportivo, sea del tipo que sea, no tiene nada que ver con la defensa personal y una agresión en la calle.

      Para acabar y dejar clara mi postura:

      Lo primero es que yo practico Shotokan, es cierto que con añadidos, porque he tenido la suerte de practicar con gente de estilos muy diversos, pero toda la base de mi entrenamiento y lo que enseño, es Shotokan, así que sé de lo que hablo.

      Yo mismo no trabajo lo que llamo Karate tradicional, sino que estoy a medio camino entre lo japonés y lo okinawense, cojo cosas de uno y de otro.

      No tolero que me llames “chauvinista”, ya que no lo soy. Precisamente si de algo me he preocupado en esta vida es de entrenar y practicar con todo el mundo, de cualquier estilo y de cualquier arte marcial. Intento no dejarme llevar y mirar las cosas con perspectiva y con conocimientos, no desde el extremismo. Precisamente, todo lo contrario a lo que tú expones, ya que no admites argumentos que no sean los tuyos.

  5. Juan Beltrán, que tú le des un valor fundamental a algo que denominas “tradición” a mi juicio es arbitrario. Desde un punto de vista deportivo no tiene sentido, equivale a personalismo, ignorancia e incapacidad de evolucionar. Para mí, la tradición no es un valor superior a la evolución. Y parece que para el conjunto del ser humano también, a juzgar por la audiencia deportiva comparativa. Ya sé que no te gusta que te pongan la etiqueta de “deportista”, pero es que el karate es un deporte o un arte deportivo. Si buscas otras cosas, ya sabes el refrán: Dime de qué presumes…

    Punto 1. Debí haber escrito “listos” entre comillas, porque es una generalización arriesgada. Presentadas las pertinentes excusas, es evidente que la cúpula de la humanidad la ocupan personas salidas de las universidades. Te guste o no. No sé si es que no pasaste por la universidad y te sientes disminuido en la comparación, pero así son las cosas; yo tampoco es que sea ingeniero industrial de ICAI o E5, advierto.

    Claro, lógicamente Funakoshi llegó a la universidad antes que Nakayama y la JKA, mientras los estilos “tradicionales” se quedaron en sus “dojos” domésticos. Por eso Funakoshi es el padre del karate moderno y los estilos “tradicionales” quedaron al margen de la evolución, abanderando justo esa “tradición” que no es más que personalismo, culto a la personalidad de cuatro o cinco personajes.

    Punto 2. Sigues hablando subjetivamente. No se trata de lo que te parezcca a ti y a tus amigos, me parezca a mí y a mis amigos, o al sursum corda, se trata de exponer datos objetivos. Karate es karate y ésto significa que todo lo que se engloba en la categoría de karate, es karate, sea más o menos semejante o más o menos diferente, te guste o no. Lo que yo digo es que hay que establecer parámetros comunes para unificar el karate, no que a mí me guste más una cosa u otra. De hecho estoy dispuesto a aprenderme algún kata shito o goju, pero ejecutado con técnica moderna.

    No me has debido entender, y mira que he dicho especificamente “kihon kumite”, no he hablado en ningún momento de entrenamiento de competición; si hubiese querido decir “entrenamiento de competición” habría dicho “entrenamiento de competición”, no “kihon kumite”. Particularmente, he debido entrenar competición unas veinte o treinta horas en mi vida, la mayoría en los cursos de entrenador, por obligación. Por ahí no me vas a pillar.

    ¿Idiosincrasia de la defensa personal? Idiosincrasia es un término que se refiera a personas o grupos de personas. No sé si pasaste o no por la universidad, pero desde luego no estudiaste letras.

    Sigo sin entender por qué le das tanta importancia al bunkai cuando su utilidad real si lo comparamos, por ejemplo, con el boxeo, con el muay thai o similares, es bastante pobre. ¿Quieres convencerte a ti mismo? Bueno, pues tú mismo. Le das importancia a cosas que no la tienen o la tienen relativa: el bunkai, la tradición. Quizá podrías dejar de esquivar la respuesta. Si te apetece, claro.

    Punto 3. A mí no sé por qué, pero me suena a excusa de perdedores. Pregúntale a mi amigo y te dirá lo que yo digo. ¿Qué es “puro”? ¿Volvemos a las andadas con lo de la “tradición”? Yo hablo en términos de corrección técnica, de dificultad, no de si me gusta más a mí o a mi tía la del pueblo que siempre me da la razón. ¿Tú qué tienes más que Valdesi o Díaz? ¿Los callos en los nudillos?

    Lo diga Díaz, Agamenón, o su porquero, gankaku de shotokan es mucho más difícil que cualquier kata de shito, goju, kyoku o Perico el de los palotes. Entonces, debería medirse la calidad técnica de igual a igual, puros o impuros, tradicionales o modernetes, pero con criterios objetivos, no aludiendo a presuntas “idiosincrasias” y cuestiones semejantes. Tres katas obligatorios en competición, uno de cada estilo, y ya verías qué pronto se terminaban los “estilos”.

    Punto 4. ¿Por qué no lo vas a decir si llevas todo el post insinuando que lo que haces tú es mejor con ese asunto de la “tradición” y la “pureza”? Yo sí digo abiertamente que el shotokan es mejor que cualquier otro estilo desde el punto de vista técnico, deportivo y estético (esto ya es más subjetivo, claro, pero Valdesi lleva ganando la torta de años). A mí el karate de Okinawa me parece que se quedó, además de fuera de la universidad, en el pleistoceno, y sus practicantes, igual, a juzgar por los cacharros que utilizan en su “preparación física” y la importancia que le dan a ser los más duros. ¿Dónde queda la técnica? No en el desarrollo de implementos para entrenar, desde luego ¿no hay gomas en Okinawa? ¿no hay pesas? ¿Para qué eso de meter los dedos en cubos de piedras?.

    Punto 5. Bueno, pues de acuerdo, si al final en la vida real todo se reduce a patadas en la entrepierna y meter dedos en los ojos ¿para qué tanto bunkai? Me da la impresión de que no te has dado cuenta de que me estás dando la razón. Lo que sirve no son las posturitas de manos, son los guantazos baturros. De todos modos, estás un poco obsesionado con la defensa personal, ¿no? Hombre, a no ser que vivas en un barrio marginal, no creo que lo necesites demasiado, y si al fin y al cabo lo que importa es la patada en las ingles… Es como para plantearse si dedicar el tiempo libre a algo más saludable y productivo que hacer bunkai y endurecer los nudillos. El karate es un arte deportivo, que tenga utilidad o que la tuviera en su origen es otro asunto, un tanto trasnochado, por cierto.

    Desde luego que no eres chauvinista, chico, perdona, pero cualquiera que no te conociera hubiese jurado que practicabas shito, goju o uechi.

    Yo admito todos los argumentos que tengan un mínimo de objetividad, no me gusta perder el tiempo hablando de subjetividades, porque no lleva a ninguna parte positiva. Que no te guste lo que digo es otra cosa. Además, estamos conversando, ¿no? No veo por qué no discrepar, si no discrepamos, o te doy yo a ti la razón como a los tontos, o me la das tú a mí como a los bobos.

    A ver si me paso un día por tu gimnasio y me enseñas bunkai, que parece que es tu especialidad, y, si quieres, yo te enseño a perfeccionar la técnica, que es mi especialidad. Seguro que lo pasaríamos bien.

  6. Para Juan y Long,
    aunque realmente me encanta ver vuestras opiniones en este espacio, deberíamos intentar mantener las formas y no llevar los temas a un nivel personal; os recuerdo que este es un blog de Budo (ya sea Koryu o Gendai).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s