Rechazo intermarcial

La verdad es que el título es igual de confuso que las ideas que intento plasmar hoy aquí; ahora mismo, más que unas ideas, se trata de una emoción, una tristeza que me invade. ¿Por qué? no entiendo a la gente que practica artes marciales, o para ser más correcto, no entiendo a la mayoría de la gente que practica artes marciales.

Este sábado pasado se realizó en Valladolid una exhibición/entrenamiento con carácter benéfico cuyos beneficios iba a ser destinados a la recuperación del desastre de Haití. Los encargados de tal evento eran la asociación Bujinkan Collado Dojo y el grupo de Aikido del dojo Kanazawa.

Para mi gusto, cualquier evento en el que poder ver a un maestro de cualquier estilo realizando una exhibición en vivo debería ser tomado en consideración por cualquiera que se denomine artista marcial; no voy a entrar en el fin del evento, que era la recaudación con fin benéfico, porque habría tenido la misma sensación si hubiera sido sin ningún destino en particular. Tampoco quiero que penséis que el sentimiento que tengo es debido a mi relación con la asociación de sensei Collado.

Lo que quiero decir es que los artistas marciales deberían valorar lo que tienen a su alrededor, aunque no sea de su disciplina, o, aún peor, que siendo de su disciplina no lo valoren por no ser de su “grupo”. Mucha gente sabía del evento, pero habría que ver cuanta gente fue que no perteneciera a esos dos grupos. La gente (y en esta gente me incluyo), deberíamos valorar que, un sábado cualquiera, y por un precio irrisorio, tenemos la posibilidad de ver a una persona que ostenta un alto grado en una organización marcial, realizando una demostración abierta. En cambio, lo que vemos en los ojos de la gente cuando tienen la “obligación” de ver algo así, porque han coincidido exhibiciones de distintos estilos en el mismo lugar o lo que sea, es desdén, soberbia o simplemente desinterés.

De todos los que me conocen es sabido mi aprecio por todas las artes marciales, me guste practicarlas o no. Hace ya algún tiempo que tuve que mediar cuando leí frases de menosprecio hacia otro estilo que había coincidido durante unas exhibiciones; esas frases para colmo eran realizadas por gente con escaso nivel en su disciplina y sin tan siquiera haber probado el estilo que criticaban.

En fin, como siempre, lo único que queda es el recurso del pataleo. Pero me gustaría que, algún día, en ciudades pequeñas como la mía, pudiéramos sentir pasión por las artes marciales, seamos del color marcial que seamos, y ver que ante una exhibición de un maestro de Judo, acuda gente de Taekwondo o de Aikido, sólo por disfrutar de las artes marciales.

Anuncios

2 thoughts on “Rechazo intermarcial

  1. Estoy de acuerdo con Usted Profesor, cada quien tiene inclinación por determinado(s) Arte(s) y eso debemos respetarlo pero es negativo menospreciar o subestimar lo que no se ama o no se practica.

    Debemos asistir a exhibiciones de diversos Artes y estilos Marciales porque primero es una muestra de respeto hacia los demás, segundo no podemos criticar de lo que no conocemos o experimentamos, tercero la existencia de determinado Arte Marcial es gracias a la existencia de los demás Artes Marciales y cuarto cuando nos enseñan nos enseñan la humildad, paciencia, entrega, modestia, amor junto con las técnicas de ataque y defensa u otras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s