Suelos de Ruiseñor – 鴬張り

En el Japón feudal, los suelos de Ruiseñor fueron diseñados para hacer un ruido chirriante al ser pisados. Estos suelos se instalaban en los pasillos y corredores de algunos templos y palacios, como por ejemplo el Castillo de Nijo en Kyoto.

Castillo Nijo
Castillo Nijo
Detalle del suelo de Ruiseñor
Detalle del Suelo de Ruiseñor

Los tablones secos de madera suelen crujir ante la presión de la pisada, pero en este caso, los suelos estaban diseñados de manera que los zócalos rozaban contra unas pestañas, causando chirridos. Estos suelos se usaban como elemento de seguridad, asegurando que nadie pudiera atravesar los corredores sin ser detectado. De hecho, la gente que lo ha probado suele comentar que cuanto más despacio intentas ir, más ruido parece hacer; de esta manera, aquellos visitantes que quisieran pasar desapercibidos por el ruido de sus pisadas, se encontrarían con un suelo “molesto” para ir a hurtadillas.

Aunque aquí se les llama “Suelos de Ruiseños” (Nightingale Floors), el término japonés “Uguisubari” se refiere al pájaro Uguisu, cuyo canto se puede escuchar aquí:

Anuncios

One thought on “Suelos de Ruiseñor – 鴬張り

Los comentarios están cerrados.