Enfrentarse sin dañar

Recuerdo hace ya muchos años, cuando conocí a un grupo de gente que estudiaba Wing Tsun, me intentaban convencer de que su manera de ver los enfrentamientos, hacia delante sin parar hasta que el enemigo esté en el suelo, era la única válida.

Uso del nawa para atar al criminal en el antiguo Japón
Uso del nawa y sageo para atar al criminal en el antiguo Japón

Yo les rebatía su versión arguyendo que podría haber casos en los que no quisieras herir a tu contrincante, por la razón que fuera (pongamos por ejemplo un conocido lo suficientemente borracho/drogado para estar fuera de sí).

Es importante conocer técnicas en las que puedas reducir a un contrincante sin herirle, sin tan siquiera dañarle, porque sencillamente no quieres o porque no crees en esas maneras de resolver conflictos. Otra razón muy importante es que si perteneces a los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado es posible que te busques un problema si alguien te ve maltratar al detenido, aunque este sea un auténtico hijo de… No sería la primera vez que he visto a ciudadanos lanzarse a la espalda de un guardia de seguridad porque estaba reduciendo a una persona fuera de sí a la fuerza.

Hay que tener en cuenta algo que en muchos dojos se obvia, y es que cuando se entrena este tipo de ejercicios se toma como que el contrincante es dócil o manejable. Nada más lejos de la realidad; muy posiblemente, al no poder utilizar golpes que distraigan, confundan o reduzcan en cierta medida, el fulano se encuentre en un estado muy agresivo y él sí utilice golpes y demás historias para acabar con vosotros.

En fin, solo una opinión para debatir. ¿Qué os parece? ¿Vuestro estilo os permite este tipo de actuaciones?

Anuncios