La práctica del combate real y las artes marciales tradicionales

Las artes marciales tradicionales, en muchos casos, se basan en un aprendizaje basado en el kata y en el kihon; esto crea en el practicante una falsa sensación de seguridad en sí mismo así como una creencia de que se dominan las técnicas porque se han realizado en situaciones prefijadas y a velocidad irreal.

Pongamos por ejemplo una clase de Aikido (con todos mis respetos hacia este arte marcial). Las técnicas se realizan ante ataques de Uke bien visibles, esperados; es cierto que cintos más altos saben responder ante ataques más rápidos e incluso más inesperados, pero la velocidad de un puño o de una patada en combate es mucho mayor que todo eso, porque el contrincante va a recoger en cuanto lanza la técnica con idea de lanzar otro ataque o no ser interceptado.

El concepto de Karate marcial de “ataque, defensa, contrataque” se convierte en un instante en el que responder; por suerte, los karatekas basan gran cantidad de tiempo en su kumite, lo que les da un timing mucho más ajustado al combate real. Otra cosa sería la mala costumbre que cogen de no proteger la cara al pelear a distancias más largas o de golpear al punto, sin penetrar.

Kick Boxing
Chalid Die Faust Vs Musashi

Como ya sabreis todos aquellos que leeis mi blog periódicamente, llevo practicando artes marciales desde hace ya la friolera de 22 años; mucha gente con menos tiempo de práctica ya se autodenomina un experto o un maestro. En mi caso, creo saber menos cuando más tiempo le dedico. Recientemente he podido asistir a clases de Kick Boxing, donde me he tenido que poner delante de un contrincante que me lanzaba puños y patadas a velocidad real. Las esquivas y las respuestas has de hacerlas en milésimas de segundo, así como aguantar la presión de un contrincante que quiere vencerte a golpes. Plantearme realizar muchas de las técnicas de contrataque o interceptación que tantas veces he practicado en esas milésimas de segundo se hace muy complicado, al menos para mi.

He tenido la gran suerte de practicar combate real con cuchillo o con bastón, y la adrenalina se te dispara al saber que lo que tienes delante te puede hacer mucho daño; esos entrenamientos son necesarios para aprender a utilizar tu repertorio en situaciones reales; el practicante de artes marciales que no tenga esto en cuenta siempre tendrá una falta de capacidad de reacción cuando le toque enfrentarse a uno o varios contrincantes fuera de su dojo.

Anuncios

5 thoughts on “La práctica del combate real y las artes marciales tradicionales

  1. Estoy de acuerdo con tus planteamientos. Es cierto que con el kihon y los katas se aprende a moverse, a coordinarse… pero en muchas de las AAMM que practicamos falta el aspecto real.

    Este tipo de entrenamiento se deben estudiar técnicas mas enfocadas a la realidad del combate y de la calle.

    En cuanto al Aikido, me parece el AM más dificíl que existe, ya que el concepto de combatir sin combatir… muchas veces nos queda muy lejos al ser humano.

    Cada vez tengo más claro que el Budo sirve para la batalla interna.

  2. Tienes razón, Marcos, pero sin embargo mis reflexiones quizá iban más enfocadas hacia los “maestros” y “expertos” que dicen enseñar artes marciales “reales”, “definitivas” con técnicas que se muestran muy espectaculares en el dojo pero luego no son practicas ni practicables en un entorno de tensión real.

    Quizá el cine de hollywood ha hecho más mal que bien a las artes marciales, vendiéndonos peleas perfectamente coordinadas realizando imposibles durante minutos y minutos; la realidad es mucho más confusa e inmediata, por desgracia.

  3. Concordo plenamente com você amigo. Pratico artes marciais desde os 16 anos (hoje estou com 33) e ainda não sei como reagiria numa situação real. Já treinei taekwondo, karate, kick boxing e atualmente aikido. Apesar de simplesmente adorar o aikido, realmente falta este timming do combate real.

Los comentarios están cerrados.